Según la última publicación de Cuentas Nacionales del Banco Central del Uruguay (BCU), en el tercer trimestre del año la economía uruguaya creció 2,1% en comparación con igual período de 2017, a su vez según estimaciones privadas si se resta el efecto de la refinería la tasa de crecimiento desciende al 1%. Asimismo, en términos…

Según la última publicación de Cuentas Nacionales del Banco Central del Uruguay (BCU), en el tercer trimestre del año la economía uruguaya creció 2,1% en comparación con igual período de 2017, a su vez según estimaciones privadas si se resta el efecto de la refinería la tasa de crecimiento desciende al 1%. Asimismo, en términos desestacionalizados se observó un una tasa de variación nula. Estos últimos datos no sólo mantienen la tendencia de desaceleración que está atravesando la economía local respecto a períodos previos, sino también se consolida el escenario de estancamiento.

Del análisis de los resultados desagregados entre los distintos sectores de actividad, se observa que el sector Comercio, Reparaciones, Restaurantes y Hoteles ingresó en recesión al acumular dos períodos consecutivos de contracción en su actividad en términos desestacionalizados. El mismo comportamiento se puedo observar para la Construcción e Industria Manufacturera.

Bajo este escenario, es posible esperar en términos globales un cierre de año 2018 de bajo crecimiento económico, junto con un comienzo de año 2019 de escaso dinamismo y expectativas de los agentes muy deterioradas. En ese sentido, es posible estimar para el año 2018 una tasa de crecimiento del PIB por debajo del 2%, y cercano al 0% para el año 2019.

En el caso del sector Comercio, Reparaciones, Restaurantes y Hoteles se reafirma la proyección de un cuarto trimestre que presentará caída en sus niveles de actividad respecto al período previo anterior, así como un cierre de año bajo una situación de estancamiento, es decir un crecimiento económico cercano al 0% y asimismo para el próximo año una caída de más del 2%.

Ver Informe Completo