Las ventas durante la semana previa al Día de la Madre mostraron “cierto freno en la recuperación” que venía experimentando el sector comercial desde fines del año pasado. Una encuesta hecha por la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) reveló que la actividad “en la mayoría de los casos se presentó por debajo de…

Las ventas durante la semana previa al Día de la Madre mostraron “cierto freno en la recuperación” que venía experimentando el sector comercial desde fines del año pasado. Una encuesta hecha por la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) reveló que la actividad “en la mayoría de los casos se presentó por debajo de las expectativas de los empresarios”.

El informe detalla que “al igual a lo que se observó en el primer trimestre de 2017, se produjo un retroceso en las ventas en los rubros bazar y confiterías, en ambos casos de mayor magnitud que en los trimestres anteriores”. En contrapartida, las ventas de electrodomésticos, vestimenta femenina y calzado tuvieron una evolución positiva.

El trabajo de la CNCS tomó como período relevante de ventas del 8 al 14 de mayo de 2017.
“El movimiento comercial en términos generales fue similar al del año anterior, comenzando la semana con un ritmo lento, para acrecentarse recién a partir del jueves en ocasión del Día del Centro, y fundamentalmente los días viernes y sábado en los principales puntos comerciales”, señaló la CNCS.

En el rubro electrodomésticos las ventas crecieron 2,2% en términos reales (por encima de la inflación) en la comparación interanual, aunque en parte esto puede explicarse por la baja
en el precio de los productos debido a la trayectoria descendente del tipo de cambio. “Se observó una mayor incidencia en la venta de grandes electrodomésticos, al tiempo que la venta de televisores, y artículos de audio y reproducción fue menor”, consignó la CNCS.

En vestimenta femenina hubo un “crecimiento moderado” de 1,5% en las ventas respecto al año anterior. La gremial indicó que existió un descenso en la venta de prendas de abrigo dado que “la temporada otoño-invierno en cierta forma se ha retrasado como consecuencia de factores climáticos”.

En tanto, el rubro calzado incrementó sus ventas 1,2% aunque con resultados dispares entre las empresas y con “cierto freno en comparación a lo observado en el primer trimestre del año”. Mientras que los productos de bazar disminuyeron 5,4% la facturación respecto al 2016, y las ventas en confiterías cayeron 5,6% real (esta evolución negativa se viene manteniendo en los últimos años).